EL MEJOR ABOGADO DE FAMILIA

445
Carmen Capilla colaboradora en medios de comunicación

Cuando nos encontramos ante un conflicto familiar, es fundamental encontrar el mejor abogado de familia que nos guíe, asesore e intervenga judicial o extrajudicialmente con la tranquilidad de que nuestra familia tiene al mejor profesional posible. Las circunstancias tan especiales de cualquier conflicto familiar demandan un abogado con capacidades, habilidades y conocimientos específicos.

Consideramos que EL MEJOR ABOGADO DE FAMILIA no puede ser un abogado que tramita todo tipo de asuntos si no que tiene que estar especializado en derecho de familia. Conocimientos jurídicos en separaciones, divorcios, conflictos de custodia, pensiones de alimentos y compensatorias, liquidaciones de sociedades matrimoniales, violencia de género, maltrato familiar, conflictos familiares que afectan a distintos países. resolución de conflictos con métodos adecuados de resolución de conflictos, como mediación, conciliación, arbitraje etc.

EL MEJOR ABOGADO DE FAMILIA debe de poseer las habilidades comunicativas necesarias para tener una adecuada comunicación con su cliente en un momento tan difícil como supone afrontar una separación. Escucha activa, empatía, flexibilidad, evitar prejuzgar y realizar juicios precipitados con el fin de conocer la situación familiar real y sus necesidades en un momento en el que la emociones pueden dificultar la adopción de las medidas racionales más favorables. Creatividad para favorecer e idear soluciones que satisfagan a todos los miembros de la familia. Responsabilidad para que prevalezca el interés del cliente y su familia frente a intereses particulares.

EL MEJOR ABOGADO DE FAMILIA debe de tener conocimientos y habilidades en resolución de conflictos. Técnicas de mediación familiar y negociación que permitan conocer las verdaderas necesidades de su cliente superando muchas veces las posiciones con las que llegan al despacho, habilidades para guiar a su cliente en un proceso que le permita conocer sus prioridades e interiorizar los cambios que se van a generar en la nueva realidad familiar.

EL MEJOR ABOGADO DE FAMILIA debe tener conocimientos en psicología evolutiva que le permita conocer el desarrollo psicosocial de los menores con el fin de estar al tanto de las necesidades de los menores desde el mismo momento de su nacimiento para poder asesorar sobre las medidas más adecuadas que van surgiendo en sus distintas etapas evolutivas, así como concienciar de los cambios que se van a ir produciendo a medida que evoluciona la familia con el fin de adoptar acuerdos lo suficientemente flexibles para adaptarse a las futuras necesidades, evitando conflictos que pudieran surgir.

Por último, EL MEJOR ABOGADO DE FAMILIA debe de conocer los diferentes recursos de atención a la infancia y apoyo a las familias, recursos que permitan gestionar las dificultades y necesidades que se van produciendo durante y después del proceso de ruptura. Conocimiento acerca del funcionamiento de los departamentos psicosociales de los Juzgados, puntos de encuentro, conocimientos de las figuras de mediador familiar y Coordinador Parental, servicios sociales, médicos etc. Finalmente el mejor abogado de familia tiene que garantizar el mejor servicio posible a su cliente teniendo en cuenta que su familia es su bien más preciado.