RUPTURA O TRANSFORMACION…TU ELIGES

357

Cuando nos enfrentamos a un proceso de separación –divorcio en la que existen hijos, es importante entender que la familia no se rompe en ningún caso, tan solo se transforma. Este hecho que es importante que entiendan las parejas que se enfrentan a esa situación.

Cuantas parejas ante un proceso de separación, piensan y se enfrentan al proceso de separación con la idea preconcebida de terminar con el conflicto y con la necesidad de romper del todo el vínculo con el otro y empezar a gestionar sus vidas de forma totalmente independiente? Pues ese, el primer pensamiento erróneo. Es importante entender que en un proceso de separación en el que existen hijos, esa ruptura total no puede ni debe producirse, ya que existe la necesidad de gestionar la relación desde el punto de vista  puramente familiar.

La ruptura de la relación de pareja, efectivamente puede terminar, pero la relación familiar tan sólo se transforma, ya que la familia en ningún caso deja de existir. En todo caso, siguen existiendo unos hijos a los que seguir educando, a los que seguir atendiendo, por los que se deben seguir tomando decisiones, que en la medida de lo posible no deben  venir siempre condicionadas por la ruptura de la pareja.

La formación de una familia, debería implicar de forma explícita, una sentido de la responsabilidad frente a unos hijos, que en la mayoría de los casos, son las mayores víctimas de un proceso de separación, sin ser de ninguna manera responsables de la situación alcanzada.

Por lo que es éste punto, donde debemos incidir, y es el conseguir que todos los miembros de la familia realicen una transformación lo mas sana posible del módelo familiar seguido hasta el momento de la separación. Entendiendo que aunque es el conocido por ellos hasta la fecha de la ruptura, existen procesos que pueden ayudar en ésa transformación para un buen resultado y una buena gestión de la relación familiar

Para ello, y entendiendo, que ése proceso de transformación, no es fácil, cuando formamos parte del conflicto,  deberíamos conocer de la existencia de los mecanismos con lo que se cuenta en la actualidad, para ayudarnos en ésa transformación, entre los que es importante destacar la figura  del MEDIADOR y el COORDINADOR PARENTAL.